La Federación Italiana en conjunto con los clubes participantes de Serie A1 y A2 decidieron parar la actividad para dar lugar a los clubes a prepararse para hacer el test rápido antes de cada encuentro y poder asegurar las condiciones previstas en el nuevo protocolo anti covid.