Foto: Mundo Deportivo

Un gran encuentro entre dos aspirantes serios al título de la Ok Liga donde siempre fue el Barcelona quien se adelantaba en el marcador pero el Reus siempre se las arregló de la mano de Marín para reponerse de cada uno de los golpes recibidos.

En la primera parte el trámite fue favorable al local, que de a poco llevó a Reus contra su arco en base a dinámica de juego y muchos bloqueos.

El equipo de Jordi García se recompuso defensivamente y ajustó sus líneas y de a poco logró que el juego fuera tal cual le convenía.

En general el encuentro estuvo para los dos, un justo empate que nos dejó un par de goles de Pablo Álvarez muy bien ejecutados y tres grandes definiciones de Raúl Marín, un gran espectáculo.