Sr PAPÁ y MAMÁ deje de creer que su hijo los necesita dentro de la pista, NO ES ASI

El deporte en general nos pone de manifiesto situaciones diarias en las que “aparecen” según las circunstancias los papás a querer hacer valer los derechos que para éstos, parece que sólo su hijo/a los tiene.

Normalmente éstas situaciones se producen cuando las EXPECTATIVAS de los “mayores” están centradas solamente en el protagonismo o no de sus hijos.

Como entrenador trato de transmitir las experiencias vividas en el deporte centrándome en la persona del jugador. Sostengo que es muy importante la presencia del/los papás acompañando y apoyando a su hijo pero con ciertas “pautas” que me parece bueno tener en cuenta.

Las funciones de los padres son apoyar siempre a su hijo cuando éste lo necesite, alentarlo y apoyarlo desde la tribuna y estar listo para cuando ellos los necesiten como padres.

Nunca se deben dar instrucciones de juego durante las prácticas y menos aun durante un partido, esa es la función del ENTRENADOR. A veces las instrucciones dadas desde la posición de “padre” no están alineadas con el trabajo que el entrenador viene realizando semana a semana y además le creamos a los chicos un problema mayor que es tener que decidir a quien le hace caso cuando está jugando. Esto no puede pasar.

Si un entrenador no lo hace jugar a tu hijo el motivo no es PERSONAL, normalmente es por cuestiones técnicas. Lo que debes observar con atención es en primer lugar la persona del entrenador, es respetuoso?, trabaja en los entrenamientos brindándole la atención a todos los chicos?, ves algo que no está bien?… si algo de ésto no funciona te sugiero pidas una reunión para escuchar como puedes ayudar al entrenador para que tu hijo/a luche por mejorar, por superarse, por saber manejar las pequeñas frustraciones, todo ésto sin duda alguna será muy enriquecedor para la VIDA.

También considero importante que entiendan que a los hijos no les hace falta que los expongan permanentemente a situaciones de grandes ni tampoco necesitan que los papás le cuenten a las “redes sociales” que son los mejores, el RESPETO no se reclama, se gana con las acciones diarias y con el ejemplo. 

No hay nada que el TIEMPO no ponga en su lugar, sólo tengan paciencia, no avergüencen a sus hijos y déjenlos crecer aprendiendo del error y actuando en coordinación con los entrenadores, en definitiva, el deporte es una escuela para la vida perfilando el tipo de persona que serán. Disfruten del proceso, apoyen y acompañen, no INTERVENGAN POR ELLOS.

Los Entrenadores no están contra nosotros, todos queremos lo mismo. Respeta y apoya el proceso.
DT
Formador de personas para la vida.
No quieras que tu hijo sea el CAMPEÓN que no pudiste ser, deja que tenga la posibilidad de hacer un nuevo camino, el que ÉL decida, no el tuyo.
DT
Formador de personas para la vida.